Trendafil Milanov

trendafil milanov en una conferencia sobre el método

Trendafi Milanov nace en el 1909 en Novo Selo, un pequeño pueblo en el sur de Bulgaria, en una familia de humildes trabajadores. Comienza el estudio del violín con su padre, violinista por diversión, para seguir después en la escuela nacional de música, donde se gradúa en la clase del Prof. Abadjiev. Es en este entorno en donde descubre su pasión por la pedagogía y la psicología. Estudia en profundidad las escuelas de violín consolidadas hasta entonces, como la rusa, la franco-belga, la de Galamian, entre otras, y aun cuando entiende el valor de cada una, se da cuenta de que ninguna en concreto está diseñada específicamente para los niños.

Trendafil intuye que el acercamiento a la música debe ser tan agradable y divertido como sea posible. Sabe que la infancia es la etapa más importante en la vida de un individuo, y quiere que el aprendizaje de un instrumento sea un camino feliz y placentero. En el estudio del violín, reconoce la importancia de la disciplina y de la dedicación completa, así como del juego y del entretenimiento.

Por esta razón empieza a concebir un método que para ese entonces sería completamente revolucionario. Viaja por los rincones más alejados de Bulgaria y recopila todas las canciones populares posibles, las cuales utilizaría luego como inspiración para su obra. El objetivo era ofrecer a los niños un material musical que les resultara absolutamente familiar, y que al mismo tiempo estuviese sabiamente estructurado para guiarles armoniosamente en el proceso de aprendizaje del violín.

En el 1945 funda la escuela de música de Plovdiv, y poco después inaugura en Sofía el primer internado de niños talentosos. Su método adquiere renombre. Sus clases “experimentales” se hacen muy concurridas, y en poco tiempo sus alumnos empiezan a tocar por el país, ganando concursos nacionales e internacionales.

Stoika Milanova

stoika milanova concertista internacional

Stoika es la hija de Trendafil, una de sus primeras alumnas, y sin duda una de las concertistas más brillantes con trayectoria internacional que Bulgaria haya conocido.

Su deslumbrante carrera cuenta con innumerables condecoraciones en los concursos violinísticos más prestigiosos al mundo, como el Carl Flesh en Londres y el Reina Elizabeth en Bruselas.

Sus grabaciones de los conciertos de Prokofiev han sido aclamadas por la crítica, recibiendo el Grand Prix Du Disque de l'Académie Charles Cros y el de la Radio Televisión Belga.

Su nombre aparece en el libro de Margaret Campbell sobre los mejores violinistas de la historia.

David Óistraj decide invitarla a Moscú en 1965 para hacerla parte de su prestigiosa clase.

“...durante mi trabajo con Stoika he podido ver los resultados de su método. Su técnica está desarrollada armónicamente, domina todos los detalles técnicos necesarios a la disciplina musical. Después de leer su método me doy cuenta del enfoque serio y profundo que usted tiene hacia el proceso pedagógico. Su método me gusta mucho por varias razones: por el material musical escogido, por su organización de las dificultades, y lo más importante: para todos está claro que éste es el trabajo de un pedagogo y músico muy experimentado con gran conocimiento. “

Carta de David Óistraj a Trendafil Milanov, 27 enero de 1965.

Yova Milanova

yova milanova

Yova, hija de Stoika, sigue el camino de su familia. Hace carrera como concertista, dedicándose paralelamente con gran pasión a la enseñanza.

Como heredera de una importantísima tradición musical, actualmente pone todo su empeño para que el método de su abuelo se divulgue en España.